24 de enero de 2012

EL TUNARI AL DIA


Antes de la entrega
Hospital de Quillacollo se
inunda de a poco por goteras


A casi cuatro años del inicio de obra de la ampliación del Hospital Benigno Sánchez, la infraestructura nueva se ve asediada por goteras que debilitan y humedecen paredes.
A ello se suma el retraso en la entrega oficial y la paralización de trabajos.

Según el secretario general del sindicato de trabajadores en salud del Valle Bajo, Limbert Torrico, la fecha límite para la entrega de quirófanos y salas de internación, 31 de diciembre  de 2011, caducó, mientras parte de la obra se encuentra paralizada por el periodo de transición de gobierno que atraviesa el municipio.

“La recisión de contratos con empresas ha ocasionado que el hacinamiento sea cada vez mayor, no podemos trasladar a las pacientes del maternológico “Troncoso” porque algunas salas tienen goteras y no tenemos ascensor para subir a las pacientes”, explicó Torrico.

Pese a las medidas de presión que los trabajadores protagonizaron recientemente, una huelga de brazos caídos, las autoridades municipales no se pronuncian y se excusan en la transición mando, dijo Torrico, a tiempo de manifestar que la nueva infraestructura no cuenta con equipamiento médico.

La compra de equipos deberá aguardar a la posesión de la nueva autoridad y el inicio del proceso administrativo por la vía legal, que demandará por lo menos un mes más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada