15 de febrero de 2012

EL TUNARI AL DIA


En Tajra -  Sipe Sipe, el río Tapacarí
destruyo casas y sembradíos

Dos comunidades de Itapaya fueron embestidas por el desborde del río Tapacarí y torrenteras

“Llegaron después del burro muerto”, así calificaron la llegada tardía de las autoridades de la Gobernación, Alcaldía y Concejo municipal de Sipe Sipe, luego de que el río Tapacarí desbordará catastróficamente en dos comunidades del Cantón de Itapaya: Tajra y Pirque, al promediar las 03:00 horas de hoy, 15 de febrero.

Quince familias de la comunidad de Tajra, perteneciente al cantón Itapa, amanecieron en medio de agua helada y cercados por lama espesa proveniente del río Tapacari.
“Dormíamos –mi esposo y mis dos hijas-  y en eso el agua del río golpeo nuestra casa y salimos lo más rápido que pudimos; mi casa se llenó de agua, mis animales, mis chanchos se quedaron atrapados y no pudimos hacer nada. No tengo casa en donde quedarme”, contó Toribia Mérida con lágrimas en los ojos y voz quebrantada.

Como ella, varias personas  se quedaron impotentes mientras  veían caer sus casas; por fortuna algunas familias, como por ejemplo el de la señora Tomasa, no se encontraban en el lugar cuando las paredes de adobe cedían a la humedad y quedaban enterradas en medio del agua que desbordó.

En medio de la desesperación y la tristeza, tres familias fueron evacuadas con la ayuda de una volqueta de la alcaldía de Sipe Sipe. Pocas fueron las pertenecías que se rescataron, pues la lama que ingresó abruptamente por puertas e incluso ventanas sepultó camas, sillas, cocinas y ollas.

La congoja no sólo afectó a familias integras, sino también a los animales domésticos. Un can negro y pequeño aullaba como si buscará a sus amos, lamentablemente sin respuesta, luego de andar en medio del agua y  casi golpear la que seguramente fue su casa derrumbada.

Otro can, de color blanco y manchas cafés, se quedó a resguardar la casa de sus amos, aunque esta fue evacuada, el fiel amigo se quedó en medio del agua y no dejó que personas extrañas se acercarán, ni siquiera, a ver la casa vacía.

Al promediar las 10:30 horas, el presidente del Concejo Municipal de Sipe Sipe, Albino Medrano, llegó a Tajra para cerciorarse de la catástrofe y fue en ese momento que los vecinos de la comunidad reclamaron la falta de voluntad de trabajo, cuando estos informaron a la autoridad a las 08:00 horas.

“Llegan después del burro muerto, debían llegar por lo menos a las 08:00, ahora a que vienen, se les avisó temprano y llegan cuando todo está perdido”, arremetió uno de los vecinos que tuvo evacuar lo poco que le quedó como pudo.

Treinta minutos antes, personeros de la Gobernación, el Ejército, la Secretaría de la madre tierra, llegaron para cuantificar los daños materiales y las familias afectadas.

En el lugar, el secretario general de la Gobernación, Asterio Romero, dijo que la catástrofe no cobro, por fortuna, vidas humanas, pero si grandes espacios de sembradíos. A esta calamidad  se suma el pronóstico del Servicio de meteorología, quien informó que las lluvias serán constantes hasta el fin de semana, hecho que podría ocasionar desbordes mayores.

Al respecto, el coordinador de Itapa, Hernán Cuico, dijo que si las aguas del río Tapacarí crecen unos centímetros más, las aguas embestirán a las comunidades bajas de Itapaya, por lo menos cuatros de ellas que se encuentran cerca al río.

El representante fue cuestionado por los vecinos, quienes dijeron que los trabajos de dragado no se materializaron en los sectores donde existía peligro.

“Para qué son autoridades; por qué ponen autoridades que no saben donde tienen que dragar, no saben cómo trabajar”, cuestionó una de las vecinas.

En respuesta, Cuico dijo que la intervención de algunos dirigentes evitó que se hicieran los dragados. “Los dirigentes de este sector se opusieron, se les dijo que debíamos dragar, pero qué podíamos hacer”, justificó.
El hecho provocó peleas verbales entre los vecinos y mientras los vecinos traían más información de viviendas y sembradíos afectados, las riñas se acrecentaron a tal punto que, los vecinos de Tajra pidieron la cabeza de los coordinadores del cantón Itapaya.

El Tunari, pudo constatar que, el caudal del río creció tanto que se encuentra  a 20 centímetros de desbordar y las acciones que puedan materializarse por las autoridades o por los comunarios, serán vanas, pues el caudal amenaza con destrozar todo a su paso.

En la comunidad de Pirque, que se encuentra en la zona alta de Sipe Sipe, el río se precipitó contra los sembradíos de maíz, haba y alfa alfa, dejando sólo vestigios de hojas aplastadas, mientras que el ganado vacuno y algunas gallinas, casi, sobrenadaban sobre “aguas gredosas”.

La ayuda

La Gobernación comprometió ayuda para las familias damnificadas: colchones y víveres. Así como también el envío de maquinaria pesada para quitar la lama de las vías de acceso a las comunidades.
Sin embargo, los trabajos definitivos para evitar futuros desbordes tendrán que esperar por lo menos hasta la próxima semana, si las lluvias cesan, dijo Asterio Romero, secretario general de la Gobernación.

Autoridades aplazadas

La catástrofe vivida la madrugada de este 15 de febrero, sobrepasa a la del 2011. En ese entonces, según señalaron los vecinos, las autoridades del municipio se comprometieron a trabajar en el dragado del río y la construcción de gaviones, particularmente en las comunidades afectadas, Tajra y Pirque.
Estas mismas comunidades vivieron nuevamente los embates de la naturaleza y las autoridades del municipio de Si Sipe, nuevamente comprometieron su ayuda.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada