8 de febrero de 2012

EL TUNARI AL DÍA


Incluso golpeados por sus propios hijos / Leyes y políticas no se cumplen para las personas de la tercera edad

Adultos mayores sufren a diario
la vulneración de sus derechos

En los últimos años se ha percibido un aumento de los casos de violencia física y psicológica hacia los colectivos más débiles, entre ellos, la población de más de 65 años.
Este clima de inseguridad afecta la calidad de vida y vulnera los derechos fundamentales y específicos de las personas de la tercera edad.

Cifras

La Unidad de Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM) de Quillacollo a diario registra un caso de violencia contra adultos mayores, donde los principales agresores son los hijos.
Para Abdón Barrios, presidente de la Asociación del Adulto Mayor, más de un caso de violencia se registra a diario, pero los mismos no se toman en cuenta porque los agresores son personas que no tienen  parentesco consanguíneo con la víctima.

Barrios, estima que por lo menos 20 a 30 casos llegan al SLIM y al no tener competencia sobre ellos, los derivan a la Asociación del Adulto Mayor, cuando ésta tampoco tiene competencia.

A ello se suma la indiferencia de las autoridades municipales, ya que desde el año 2008, el entonces presidente de la  Asociación del Adulto Mayor en Quillacollo, Santiago Ríos, solicitó al Concejo Municipal, la creación de una Defensoría del Adulto mayor para la atención de casos de violencia por manos de terceros, que no se contemplaba dentro la Ley Nº 1674. Es decir, casos donde los adultos mayores son agredidos por vecinos, dueños de casa, entre otros.

En suma cabe destacar que, la persona mayor no sólo es miembro de la familia, sino también de la Sociedad, es decir, un ciudadano con una historia productiva, creador de riqueza social y, por lo tanto, con plenos derechos para exigir que la sociedad, a través del Estado, le devuelva parte de su contribución social en forma de pensiones y jubilaciones suficientes, viviendas adecuadas y servicios sociales que le garanticen una vida digna, autónoma y libre.

Violación de derechos

Todos los adultos tienen derechos inalienables protegidos por las leyes de sus respectivos países. Estos derechos incluyen la libertad a no ser sometido a trabajos duros, la libertad de reunión, de prensa, de religión, el derecho a un adecuado tratamiento médico, el derecho a no ser declarado incompetente sin un proceso legal justo, el derecho al voto, el derecho a ser tratado con cortesía, dignidad y respeto. La violación de estos derechos puede incluir no permitir la visita de amigos, leer el correo personal, asistir a la iglesia, coaccionarle para que emita el voto en un determinado sentido contrario a la ideología del anciano, etc.
La mayoría de los casos de abandono y abuso en los ancianos incluye alguna violación de sus derechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada