18 de noviembre de 2011

CULTURA


Clave-33
Espíritus viejos en cuerpos jóvenes
DR. ENNS BERNAL ARIZCURINAGA



En los últimos años y en todas partes del mundo, han venido naciendo niños y niñas con capacidades más allá de lo común, estas capacidades sorprenden en primer término a sus padres luego a pediatras, psicólogos, docentes y a la sociedad en su conjunto.

En el trabajo profesional que desempeño, es la mamá que expresa su preocupación cuando me dice: “Qué pasa con mi hijo(a), no se parece a mí y tampoco se parece a su papá”, refiriéndose a estas capacidades diferentes que tiene su ñiño(a) y que ellos como progenitores no recuerdan a ninguno de la familia, que hayan tenido estos alcances en su personalidad o forma de ser. Desde la década de los “80” hasta nuestros días, de forma progresiva se habla de: niños “Índigo”, niños “Cristal”, niños “Arco Iris”, niños “Cósmicos” y etc. etc.

Desde mi percepción y experiencia de trabajo con estos niños prefiero referirme a ellos como “niños pre cognitivos”, es decir, “niños con conocimiento previo”. Motivo por el cual al iniciar el presente artículo hago referencia a la palabra “Capacidades” ya que la mayoría de los especialistas o investigadores utilizan la palabra “Características”. Considere usted algunos aspectos que presentan estos niños que ya lo tienen desde su nacimiento: · Ven el cuerpo Bio-energético de las personas. · Tienen vivencias de percepción extrasensorial.

· Hablan y se comportan como personas adultas. · Su mirada transmite un ser consciente. · Amplia capacidad de análisis del entorno. Y podría enumerar muchos otros aspectos más que nos llevan a concluir que se tratan de “Capacidades”. Cuando comparto con ellos siento que se opera en mi vida un verdadero “reencuentro” con estos “espíritus viejos en cuerpos jóvenes” y cada caso viene a confirmar que estos niños no llegaron tanto para aprender, sino más bien llegaron para enseñarnos, por lo que debemos sentirnos bendecidos por la Voluntad Divina, “Dios” por tenerlos en nuestros hogares.

La presencia de estos niños nos conduce a hablar de la reencarnación, pero esto será en otra ocasión. Como padres, tutores o responsables, de estos nuevos niños debemos estar más atentos y más conscientes de nuestro rol y realizar esfuerzos para romper dogmas y la barrera generacional. Con respecto a nuestras autoridades de gobierno, instituciones y organizaciones para la educación, reiterarles que ya es tiempo de pensar en una plataforma educativa que contemple la “integridad del ser” incluso desde una concepción “holística”.

MOMENTO DE CONTACTO DEL 08-11-2007
Cada uno lleva consigo un mensaje, una labor y un trabajo que cumplir. Si ponemos atención, reconoceremos el sonido profundo del gran llamado. No fue sin motivo saber que “aquel que tiene oídos, escuche y aquel que tiene ojos, vea”. 
Mi nombre es Imhar - Paz de conciencia.





“las picardías del CUMPA CONEJO”
Ojo de hoja




Un verdadero torrente de obras frescas y añejas, corrieron en los ríos de la palabra de la 5a. Feria del Libro de Cochabamba, durante las tradicionales presentaciones de libros, en ambientes mejorados en espacio y presentación, donde no podían faltar obras destinados al mundo infantil como es el caso del libro “las picardías del CUMPA CONEJO” personaje que retorna a la lectura por la pluma del profesor Eliseo Bilbao A. Quien recupera esta conocida personalidad, esta vez ya compadre de Antonio, un zorro ingenuo, dedicado a intentar cazar y comerse al astuto conejo, cayendo en forma recurrente en las trampas del hábil roedor.

Bilbao construye una primera metáfora del discurso politiquero. El conejo es un charlatán y manipulador como la mayoría de ellos, pero muy ingenioso por cierto para embrollar de forma permanente al zorro con falaces argumentos para librarse de ser comido. El lector, en cada una de las fábulas, deduce sin gran esfuerzo al consabido perdedor: el zorro Antonio, creando un ambiente de especial conmiseración por este devaluado personaje que no aprende por las experiencias anteriores y crea gran expectativa de cómo resolverá los problemas el ingenioso Cumpa Conejo.

Es aquí donde Bilbao establece la otra metáfora: el poder de la palabra, que al final de cuentas constituye la piedra angular de la obra, que enseña cómo salir bien librado de un aprieto, si uno es capaz de elaborar un discurso coherente con un buen correlato de audacia. Las fábulas así descritas no habrían alcanzado el éxito esperado sin las preciosas ilustraciones del consagrado artista Ramiro Ortega, quien se ha constituido en uno de los mejores dibujantes de los últimos tiempos. Su trazo firme crea paisajes limpios llenos de luz que constituyen la otra valiosa, obra artística dentro la literaria.

Este libro y sus seis fascículos son distribuidos por Ediciones “Grafisol”, c-Santiváñez entre Junín y Ayacucho. Teléfonos 4580305-4583705. www.grafisol.com.bo.







Félix Jemio


Jaime Vallejos Rodríguez, poeta enamorado del amor

¿Quién es Jaime Vallejos, quien hace pocos días celebró su onomástico en medio de canciones y tutumazos junto a sus hermanos del alma? Es un hermano nuestro que, de acuerdo a la pincelada que en “Ch’ajchu de Itapallu” se hace de su identidad, es “Escorpión serrano, nacido en Catavi, tierra de nadadores, lanzadores, aguas termales y minerales. Contador, también de relatos y dramas políticos, hombre de pelotas (dirigente deportivo y cívico).”

Una pregunta recurrente al leer los poemas de Jaime, es ¿de quién está enamorado? ¿a quién dedica todos los versos que escribe? ¿Quién inspira al poeta hasta el extremo de morir y renacer en cada suspiro?

Cada línea de sus versos es una manifestación del infinito misterio de su ser, viviendo como atrapado de un anzuelo que recorre los mares del pasado, buscando la semilla, para de repente, germinar en una ola de voces de gloria. En “Cómo puedes pensar”, da a conocer en su plenitud esta vivencia:

“Cómo puedes pensar en dejarme
Sabiendo que eres tú,
Y sólo tú,
Mi aurora y mi crepúsculo,
Mi sol radiante, mi luna tibia,
Mi sufrimiento
Mi alegría,
Porque en ti se encarna mi sosiego,
paz,
torrente y torbellino…”


Se afirma cuando desciende a la matriz de ese amor al amor: si bien puede ser signo de vida, también le permite asumir que la ausencia de esa su razón de ser, podría significarle el vértigo, la locura de no encontrar el cordón umbilical de la luz y se quede dormido en el remanso de la piadosa muerte:

“Sí tú eres mi amor,
Tierno beso, pasión y sexo,
Delirio, tristeza y algarabía,
Santa intención y lujuria,
Eres, amor mi vida, mi muerte y orgía”.


En otro poema, como en “Ama”, aparece el amante del amor con un discurso desde lo alto del sosiego, disfrutando del paréntesis de una paz para contar su experiencia de experimentado y empedernido amador:

“La angustia del corazón
No es más que el reflejo
De la necesidad de amar,
¡Ama, ama sin temor!”

Un aspecto que llama bastante la atención, su estilo es de permanente diálogo, conversa con alguien en la soledad de su habitación con ese ser que colma toda su visión de vida y de mundo:

“Pronuncio suavemente tu nombre
Apenas tremolando los labios
Queriendo nadie más lo escuche
Sólo para mí
“Tu alma blanca pura y virtuosa,
Tu corazón pletórico de los más bellos
sentimientos
Capaz de amar sin condiciones,
Perdonar sin resentimientos,
Por eso y sólo por eso…
Te quiero…
¡SÓLO PARA MÍ!”


Vemos al poeta agazapado y acurrucado en su amor, protegiéndola y protegiéndose, listo para levantar la pluma y reafirmar su amor por el amor.
¡Salud, Jaime!





MINA ALASKA

Una muestra de cine boliviano
Este lunes 14, en la pantalla del Cine Club ‘Lunes de película’ se exhibe, “Mina Alaska”, del cineasta boliviano Jorge Ruiz.

DATOS SOBRE LA CINTA
Ruiz, inicia en 1952 el rodaje del filme ‘Detrás de las montañas’, relatando la historia de Charlie Smith, un viejo aventurero extranjero, buscador de oro. Catorce años después rueda la segunda parte, contando con los mismos actores (menos Smith) y readecuando el guión. La película se estrena en 1968, con el título de “Mina Alaska”.

“Mina Alaska”, es un filme de aventuras y suspenso, una especie de western a lo boliviano, que hace un recorrido, desde el altiplano, los yungas, hasta el oriente, mostrando la diversidad paisajística y cultural de nuestro país. La fotografía, el guión y la dirección de esta cinta estuvieron a cargo de Jorge Ruiz.

El expresidente, Gonzalo Sánchez de Lozada, recientemente llegado de sus primeras experiencias en el cine, en EE.UU. y Argentina, colaboró en la primera parte del filme. El elenco de actores lo conformaron: Hugo Roncal, Charlie Smith, Christa Wagner y Julio de la Barra, además contó con la música compuesta por el maestro, Alberto Villalpando.

EL DIRECTOR
Jorge Ruiz (Sucre, 1924), es uno de los pioneros del cine nacional y el documentalista más importante que tiene el país. La Universidad Mayor de San Simón, en reconocimiento a su trayectoria y aporte al cine nacional, la semana pasada le otorgó el título de Doctor Honoris Causa. La cita es el lunes 14 de noviembre, en el auditorio de la OCIC, Baptista S- 0110, a partir de las 19:00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada