17 de noviembre de 2011

TEMA CENTRAL


A 111 AÑOS DE LA ELEVACIÓN A RANGO DE CIUDAD DE QUILLACOLLO
En pos de la utopía de una gran ciudad

El pueblo de Quillacollo, elevado a rango de ciudad el 14 de noviembre de 1900 en mérito a su desarrollo educativo, urbano, pero sobre todo cultural, tuvo a lo largo de su historia grandes etapas e hitos que lo ubicaron en el contexto nacional como uno de los centros más pujantes y afamados por su gran producción intelectual, histórica y la fiesta de la Virgen de Urkupiña, sin olvidar su condición de semillero deportivo y liderazgo político y sindical.

Walter Gonzales Valdivia




Los primeros 20 años del pasado siglo (1900-1920) fueron de gran consolidación en lo educativo, urbanístico y cultural por la presencia y accionar de destacados hombres y mujeres, que incluso, posibilitaron la difusión y circulación del periódico “El Tunari”, pionero de las letras quillacolleñas y de un pensamiento predominantemente liberal y moderno.

Es en estas décadas que Quillacollo enfrentará cambios geopolíticos radicales, pues el 14 de septiembre de 1905 se consolidará su creación como provincia, separándose de Tapacarí de la que era capital natural y administrativa. Este hecho fue uno de los sueños más anhelados por su élite dirigencial e intelectual, y de sus autoridades municipales y parlamentarias.

El hito de elevar a rango de ciudad a Quillacollo, obviamente que tuvo sus antecedentes y entretelones, que gracias a las investigaciones del periodista y escritor Rafael Peredo Antezana y otros, es posible recrear en pos de la utopía de gestar una gran ciudad.

JUNTA MUNICIPAL
El 24 de mayo de 1858, el presidente de la República, José María Linares promulgó un d e c r e t o “estableciendo y organizando los cuerpos municipales, para dar a cada localidad la administración de sus intereses peculiares”. Por los documentos que se han examinado y la lectura de los “Libros de Actas de la Junta Municipal de la provincia de Tapacarí”, se deduce que la Junta Municipal inició sus actividades oficialmente en el mes de febrero de 1859.

Antes del establecimiento de las juntas municipales, existía Ayuntamiento de Provincia, que tenía las mismas atribuciones que las Juntas Municipales. Se indagó los archivos de la Alcaldía Municipal de Quillacollo para verificar si funcionaron los Ayuntamientos o los Concejos Municipales creados por la Ley de 12 de noviembre de 1839, promulgada por el general José Miguel de Velasco y saber quiénes lo componían. Nada se ha podido sacar al respecto.

Por muchas circunstancias, especialmente por el hecho, harto censurable de la virtual desaparición de archivos. Lo que es evidente es que el pueblo de Quillacollo, capital del distrito de Tapacarí, fue una de las primeras en la República en establecer el régimen municipal. El Concejo Municipal integrado por los ciudadanos Domingo José de Rodrigo, Seferino de Achá y los abogados Eduardo Valenzuela y Nicasio Quiroga, estudió y aprobó el “Reglamento de Debates del Concejo Municipal de la Provincia de Tapacarí”.

La lectura del Reglamento de Debates demuestra que la jurisdicción del Concejo Municipal alcanzaba toda la provincia y que no existía otro Concejo Municipal que el de Quillacollo. Toda la actividad social y cultural de las poblaciones en desarrollo, giraban en torno a los municipios. Las Juntas o Concejos Municipales reemplazaron a las parroquias como centros generadores de actividad, donde se reunían los vecinos para cambiar opiniones, planear trabajos de mejoramiento urbano y buscar la cooperación del vecindario en beneficio de la comunidad.

MARTÍN LANZA
El doctor Martín Lanza Saravia, hijo del general José Miguel García de la Lanza, y de doña María del Rosario Saravia, argentina, hija del Gobernador de Salta don Mateo Saravia, fue una de las figuras más prominentes de la historia municipalista de Quillacollo. Desde 1862 a 1882 fue munícipe y presidente del Concejo Municipal.

Nacido en 1836, también fue diputado, Prefecto de Cochabamba, Senador, Ministro de Relaciones Exteriores y de Gobierno en los regímenes de Daza y Gregorio Pacheco.  Los 111 años de elevación a rango de ciudad de Quillacollo, serán motivo de una sesión de honor, el 14 de noviembre, en el teatro Teófilo Vargas Candía, en el que el Concejo Municipal distinguirá a 39 instituciones y personalidades por su aporte a la sociedad y al desarrollo de la misma.

Las lista destaca distinciones al mérito ciudadano, personalidades que sobresalen por su trabajo, al igual que estudiantes por su alto rendimiento académico; pero por ocasión extraordinaria y en reconocimiento al desempeño destacado que obtuvieron varios deportistas quillacolleños en los II Juegos Estudiantiles Plurinacionales, 19 deportistas serán reconocidos con la distinción “Dr. Constantino Morales Arze” .

“La única forma de retribuir la excelente participación de los deportistas quillacolleños y el rendimiento académico de los estudiantes, es otorgando este tipo de reconocimientos, por tal razón la entidad legislativa solicitó a la Distrital de educación, información sobre los mejores alumnos y deportistas”, señaló, el concejal Cnl. Jesús Mérida.

La sesión de honor ha sido prevista para las 19:00 horas en el teatro Teófilo Vargas Candía, a la que asistirán autoridades del legislativo, representantes nacionales y departamentales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada