15 de diciembre de 2011

EDITORIAL


Democracia boliviana
Acaba de concluir en Cochabamba el encuentro:”Democracia
en Bolivia: balances y perspectivas. Los desafíos
del Estado Plurinacional”, evento que contó con participación
de expertos, políticos del oficialismo y de la oposición,
académicos, representantes de organismos internacionales
y personalidades invitadas. Según la
representante de la Organización de Naciones Unidas
(ONU), la democracia boliviana ha tenido avances significativos,
tales como la reducción de la pobreza, la inclusión
social e identificó varias áreas todavía insatisfechas.
El encuentro democrático tiene su importancia, porque
se trata de miradas distintas acerca de su desarrollo y sus
perspectivas. EL TUNARI, incluirá en
las siguientes ediciones documentos y
conclusiones del citado evento para
conocimiento de sus lectores.
El sistema democrático está en
desarrollo, desde la recuperación democrática
de 1982 y al cabo de 29
años, las miradas son distintas, según
la circunstancias de cada partido político,
académicos y expertos que no
cesan en observar el curso de los hechos
sociales y políticos.
Como todo proceso político, tiene luces y sombras; el
sistema político ha aportado al desarrollo de los valores
democráticos e incorporó nuevas instituciones que se hallan
en la etapa de implementación. La democracia representativa,
por ejemplo, se agotó como sistema único
en Bolivia.
Al presente, la Constitución vigente y la Ley del Régimen
Electoral incorporan tres formas democráticas: representativa,
directa y participación y comunitaria y de
la interacción de las mismas, surge la democracia intercultural.
Cada una de ellas, tiene sus propias reglas y
procedimientos propios.
“La democracia intercultural del Estado Plurinacional
de Bolivia –dice el Art. 7 de la Ley del Régimen Electoral
– se sustenta en el ejercicio complementario y en igualdad
de condiciones de tres formas de democracia: directa y
participativa, representativa y comunitaria, en el marco
de lo dispuesto por la Constitución Política del Estado y
las leyes en materia electoral”.
En la hora de evaluación objetiva y real, es necesario
reconocer los avances logrados en democracia, con el
firme compromiso de seguir trabajando en la consecución
de objetivos mayores. Al mismo tiempo, es necesario asumir
los errores que se cometen en la implementación de
algunas innovaciones, como la elección de magistrados
por sufragio universal.
Tanto oficialistas como opositores tienen el deber y la
obligación de generar puntos de encuentro para introducir
modificaciones sustantivas al marco legal
y sus procedimientos. Los principios de
legalidad y la legitimidad deben estar aparejados
en los procesos electorales, de
cualquier naturaleza.
Nueve elecciones generales, similar
número de elecciones municipales, cinco
referendos, elección de autoridades departamentales
y otras marcan las páginas
del atlas electoral en Bolivia. El aprendizaje
democrático resulta vital para el fortalecimiento
de las instituciones del Estado y la misma
sociedad.
Los partidos políticos, las organizaciones sociales y
demás entidades de la sociedad no han incorporado en
sus prácticas ciertos valores democráticos, como la elección
de sus representantes. La Ley de Partidos aún vigente
no ha tenido aplicación práctica en nuestro país, por diversos
factores de orden estructural y lo mismo ocurre en
las organizaciones sociales, como los sindicatos, con raras
excepciones.
Bolivia está en condiciones de consolidar un sistema
democrático que privilegie la tolerancia, la coexistencia
entre las mayorías y minorías, la alternancia en el ejercicio
del poder, la renovación periódica de sus representantes.
En la medida en que el sistema democrático se consolide
en Bolivia, la salud institucional será gratificante para
el desarrollo sustentable.


Diciembre, mes dedicado al niño Jesús
Hilda Goyochea Mérida
Comunicadora Social

Adviento, es el tiempo que la Iglesia nos invita a prepararnos para acoger a Jesús en nuestras vidas. Navidad, es la fiesta que invita a celebrar la vida nueva, por el nacimiento del Emanuel: “Dios con nosotros”. Acogemos, a Jesús no sólo por este tiempo, sino en nuestra vida diaria. Lo mejor del adviento es la Navidad.

Desde el adviento a la epifanía y el bautismo del Señor, hay un único movimiento: la celebración de la venida del Señor, que se prepara en la espera del adviento, se celebra en su inauguración de Navidad y en sus primeras manifestaciones o epifanías, y se intenta siempre vivir en nuestra existencia cristiana, camino de la manifestación definitiva del final de los tiempos. Navidad y epifanía celebran el mismo misterio.

La Navidad acentúa sobre todo el nacimiento: Dios se ha hecho hermano nuestro. La epifanía pone más énfasis en la manifestación de su divinidad, sobre todo a los magos de oriente, acontecimiento que la liturgia une al del bautismo de Jesús en el Jordán y las bodas de Caná con su primer milagro.

Sacramento de la navidad
Lo que celebramos los cristianos en estas dos o tres semanas del tiempo de Navidad es el misterio de Cristo que se nos comunica sacramentalmente. Cuando afirmamos que la Navidad es un sacramento queremos significar que la gracia del nacimiento del Hijo de Dios se nos hace presente y se nos comunica en la celebración de esta fiesta. No se trata sólo de un recuerdo pedagógico, aleccionador, del acontecimiento de Belén, entrañable por demás.

En estos días oímos muchas veces -en las oraciones, prefacios y antífonas de la celebración- la palabra hoy: «hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor"; «hoy una gran luz ha bajado a la tierra»; «hoy ha nacido Jesucristo, hoy ha aparecido el Salvador, hoy en la tierra cantan los ángeles, hoy saltan de alegría los justos».

Lo mismo sucede en la fiesta de la epifanía, en la que también se recuerda el bautismo de Jesús y las bodas de Caná: «hoy has revelado en Cristo, para luz de los pueblos, el verdadero misterio de nuestra salvación »; «hoy la estrella condujo a los magos, hoy el agua se convirtió en vino, hoy Cristo fue bautizado»; «hoy la Iglesia se ha unido a su celestial Esposo».

No es sólo un aniversario. Es actualización y nueva presencia del misterio salvador de un Dios que se ha hecho de nuestra familia. De alguna manera nos hacemos contemporáneos del nacimiento de Cristo y de su manifestación. El Señor resucitado ha roto las barreras del tiempo y actualiza la gracia de su encarnación para nosotros. Entre el ayer de Belén y el mañana de la parusía está el hoy de cada Navidad, el Dios-con-nosotros que nos quiere comunicar su vida, su luz, su alegría. En concreto, la gracia de la Navidad aparece descrita repetidas veces como «nacer de Dios», ser sus hijos. Más aun, es la gracia de compartir con Jesús su divinidad, ya que él ha querido compartir nuestra humanidad: «que renazca tu pueblo, Señor, al conmemorar el nacimiento de tu Hijo»; «a los que le recibieron les dio el poder de hacerse hijos de Dios»; «concédenos compartir la vida divina de aquel que hoy se ha dignado compartir con el hombre la condición humana».

Alabamos a Dios por la reconciliación y la paz, por la restauración cósmica y humana que ha realizado de modo admirable en la venida de Cristo, en la Navidad y en la plenitud de su paso.


MIRADOR POLÍTICO
¡Hecatombe…! Eso es lo que ha ocurrido con el mundo político, a partir de la difusión de los resultados de la encuesta de la intención de voto de la ciudadanía quillacolleña, y de las caricaturas.

El candidato del MSM, René Fernández, ubicado en tercer puesto en las preferencias, según los resultados publicados, fue el primero en rechazar los resultados, afirmando que es una encuesta ilegal, que no refleja la verdadera intención del voto quillacolleño; es pagada y manipulada para favorecer al candidato Charles Becerra. Contrariamente, el candidato del UNE, quien se ubica en el primer puesto en las preferencias, según esa encuesta; ha salido en gran cantidad de medios de comunicación, contento y rebosante por los datos, agradeciendo a la población por el apoyo demostrado; casi auto-proclamándose como alcalde.

Extrañamente, el candidato del MAS, Miguel Guzmán, que se encuentra en el segundo puesto en las preferencia, le ha restado importancia a los resultados de la encuesta, haciendo escuetas declaraciones en respuesta a las interrogantes de los periodistas.

Guzmán se ha mantenido, casi impávido frente a la encuesta e indiferente a sus repercusiones. Los resultados de la encuesta realizada por la Carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Mayor de San Simón, dirigida por el Lic. Claudio Montaño han sido difundidos a nivel nacional, y , exhaustivamente, a nivel departamental y local; han levantado mucho polvo.

No hay que olvidar que las encuestas son reflejo de una realidad en un espacio y tiempo determinado, y esos resultados, pueden variar de un día para otro, más aún de una semana para otra. Queda claro, que la verdadera encuesta será el 18 de diciembre, donde la ciudadanía votará mayoritariamente por uno de los tres candidatos; ahora si se respeta o no el voto popular, dependerá de la fortaleza del candidato ganador, de la firmeza de la población para hacer respetar su decisión y también de la voluntad del MAS, que tiene el control de todos los poderes instituidos en el Estado Plurinacional de Bolivia.

A partir de los resultados de la elección del 18 de diciembre, en Quillacollo, Pazña y Sucre; el panorama político regional y nacional va a sufrir una reconfiguración de las fuerzas políticas. Estas elecciones delinearán el rumbo político de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada