27 de octubre de 2011

CULTURA


FÚTBOL Y LITERATURA
Bolivia un país más cerca a Comala que a Macondo
Macondo es el pueblo donde Gabriel García Márquez asienta su monumental obra literaria “Cien años de soledad”, lugar donde una realidad mágica describe la historia de los personajes envueltos en la más absoluta soledad, perseguidos por fantasmas, maldiciones, remordimientos, epidemias de insomnio, amnesia, diluvios, pestes de sapos, explotación, masacre y revoluciones inútiles. Comala es el mundo de “Pedro Páramo”, novela del mexicano Juan Rulfo, donde nadie más que las penas de los muertos caminan por las calles desiertas arrastrando su condena de haber vivido. Las almas bajan del infierno a Comala para llevarse frazadas porque les hace frío, Comala arde más que el infierno mismo. ¿A qué viene todo esto? El día martes, exactamente a Hrs. 17 con 58 minutos, sentí una soledad inmensa, me sentí alma en pena, reconocí todas mis frustraciones, mis taras, mis desilusiones, mi incapacidad de caminar hacia un futuro más alentador. Colombia (¿sólo Colombia?) se encargaba, en fracción de segundos, echarme en cara todas mis negaciones, todos mis fracasos y mis derrotas eternas. Normalmente me refugio en las páginas de un libro cuando siento que el mundo se me cae, y precisamente ayer recordé a los pueblos y personajes de Macondo y Comala, más aún cuando hace poco leí un comentario de Patricio Eufraccio, en el que manifiesta que “Tanto Comala como Macondo son pueblos cerrados al tiempo, negados a trascender más allá del tiempo (…).La afrenta que propició esa ruptura del orden, demanda el sacrificio de los pueblos”. En ese afán reconocí que Bolivia está más cerca de Comala que Macondo. Bolivia, un país destinado al sacrificio del fracaso, de la derrota, del olvido y de la muerte. Nos hemos convertido en seres invisibles, transparentes pero que nuestros huesos suenan por la calles arrastrando la canción de la desdicha. ¿Cuánta carne, hueso, sangre y memoria tenemos para aguantar los latigazos de la inutilidad? Los muertos aún sienten el frío del infierno y regresan a la tierra para seguir fracasando. Amén

Impresiones
Félix Jemio
Por una extraña casualidad, mientras leía un texto de literatura para colaborar a unos jóvenes que se habían lanzado a escribir sus primeros poemas, encontré una carta del poeta austriaco Rainer María Rilke, respondiéndole a un novel poeta que le había enviado sus poemas para que se los corrigiera y en todo caso mejorara.

Como esta experiencia seguramente se repite muchas veces cuando alguien escribe sus primeras letras y se aproxima a un escritor, y éste, puede hacer dos cosas, primero, lo más común, revisar ortografía, quitar, aumentar o cambiar términos que para él son las más adecuadas. Sólo que aquí quita la identidad del autor e introduce un nuevo mundo que corresponde al bagaje personal del que revisa.

La segunda cosa que puede hacer es lo que Rainer hace: muy fraternalmente le dice que, lo primero es releer una y mil veces su poema, encontrar su propia voz, esa voz que le ha dictado esas iniciales palabras, sólo así esa hilera de versos se convertirá en un río caudaloso y obtendrá su propio cauce; leer en voz alta una y mil veces hasta que congenie con la voz de la naturaleza, de las aves, de las flores, del viento, del sol, de la luna, de la estrella, del silencio y del grito desesperado del mundo, de las alegrías y el llanto; que busque en cada palabra como en el agua el reflejo de su rostro, de su alma, de sus venas, de su sangre, de sus sueños, de sus desesperanzas, de sus soledades y de sus muertes...

No sólo eso, le contesta que no puede decirle que sus versos son buenos o malos, porque para él, le confiesa, que todos sus hijos-poemas son buenos porque son producto de experiencias únicas, íntimas, de sacrificios, de transpiraciones, de noches de desvelo, pasiones y de búsquedas desesperadas, entonces, cómo iban otras personas a calificarlos de buenos o malos. Lo importante, sentencia, es que uno ame lo que hace aún cuando crea que son imperfectas que con el tiempo y la práctica se irá puliendo el mármol. Así que, querido lector que se inicia en el arte de la palabra, y en particular de la poesía, haga lo que Rainer María Rilke recomienda y sigamos escribiendo…



LITERATURA Y VIDA
Martha Rodo: Y la fragilidad del amante
Roberto Ágreda Maldonado

Hay gente que expresa que no le gusta la poesía, pero tal vez sea porque no ha disfrutado de una buena poesía. Lo que se transcribe es un poema bello, triste, fatalmente cierto de Martha Rodo Aparicio (1897-1980), una poetisa paceña que vivió en Oruro y ganó el Primer Premio Nacional de Poesía 1965, convocado por la Universidad Técnica de Oruro. Al año siguiente obtuvo una mención honrosa. Obras: Presagios (1951); Mágica región (1997). A continuación la poesía anunciada:

TÚ, TRANSITORIO…
(de Poetas bolivianos UTO 1966) Tú, transitorio, labrador, guerrero primitivo. Tú, intemporal, indefinible, efímero; en mi vida, noche fugaz, beso furtivo, caminante que nunca se detiene. Tu llegada es apenas el comienzo de la despedida, mi sonrisa es apenas el preludio del llanto. Si tenerte es tocar la primavera, beber la verde sombra de un milagro o embriagarse en la luz de tus pupilas. ¡Oh transitorio!, fugitivo, extraño, tu abrazo huele a ausencia, no bien llegas a mí ya estás partiendo, en tu caricia hay ademán de adioses, de nunca más… y cuanto más te veo más construyes mi soledad futura, mi soledad de árbol, que tendré que morder como un pan duro. Oh transeúnte que sólo está de paso, copiante viajero, yo renuncio a tu boa, a tu camisa blanca, a sol que hay en tu piel, y me resigno al olor de ausencia que dejará tu paso por mi vida.

COMENTARIO
La poesía es bellísima expresa el sentir de la mayoría de las mujeres de los amantes, o de los enamorados furtivos. Es el canto al amante que más tarda en llegar que en irse. Es una radiografía de lo que ocurre en el año 2011 como si fuese en este mismo instante. Es una elegía amorosa perfecta (Ágreda et al Antología Comentada de la Poesía Boliviana 2010:748).




La balada del soldado: Amor en tiempos de guerra

“La balada del soldado”, del cineasta ucraniano Grigori Chujrai, es el filme programado por el Cine Club ‘Lunes de Película’ para su sesión del lunes 17 de octubre. La cinta trata sobre un viaje lleno de adversidades y una historia de amor, en plena Segunda Guerra Mundial. Grigori Chujrai (1921- 2001) con apenas nueve películas en su filmografía, trató la temática bélica en sus tres primeras obras. Chujrai había participado en la Segunda Guerra Mundial y esa experiencia le sirvió para crear filmes con esta temática, mostrando con gran sensibilidad la dureza de la guerra. Así tenemos: El cuarenta y uno (1957), “La balada del soldado” (1959) y Cielos despejados (1961). “La balada del soldado”, tiene una duración de 88 minutos y la fotografía en blanco y negro está a cargo de Vladimir Nikolayev; para los roles protagónicos, Chujrai recurrió a actores no profesionales para darle mayor verosimilitud a la historia. Entre los muchos premios que consiguió este filme tenemos: Premio Especial del Jurado en Cannes (1960), Premio BAFTA, como mejor película (1961), en el Festival de San Francisco ganó en las categorías de mejor película y mejor director, además fue nominada al Oscar al mejor guión original, en plena guerra fría.

SINOPSIS
Un joven soldado de 19 años, muestra su valor en combate, pero este héroe no quiere medallas, lo que quiere es un permiso para ir a la casa de su madre y reparar su techo. Para lograr su objetivo emprende un viaje, en cuyo recorrido conoce a una muchacha de la que se enamora, y va involucrándose en historias que muestran los distintos padecimientos que la guerra produce. La cita es el lunes 17, en el auditorio de la OCIC, Baptista S-0110, a partir de las 19:00.







El Vaticano y los extraterrestres
DR. ENNS BERNAL
ARIZCURINAGA
Indigocbba@hotmail.coM
En las últimas décadas mucho hemos hablado de la existencia o no de seres inteligentes de otros mundos, quienes habrían contactado a seres humanos en diferentes momentos de nuestra historia como Humanidad. Como resultado de este hecho recibimos conceptos éticos, morales y espirituales, sobre los cuales se sustentan grandes religiones de la tierra. Tanto el estudio de las religiones comparadas, como los hallazgos arqueológicos y escritos hasta ahora ocultos nos permite vislumbrar un nuevo milenio con una nueva Teología, Cósmica y Universal.



¡LOS EXTRATERRESTRES EXISTEN!
En un reportaje realizado en Londres a The Times, monseñor Corrado Balducci, de la Congregación para la Evangelización de la Gente, dice en la entrevista que los extraterrestres existen y no hay ningún conflicto en creer en ellos y en la religión cristiana. Monseñor Balducci reconocido teólogo, exorcista y experto en demonología del Vaticano dice en su libro sobre abducciones que fue publicado recientemente que no es correcto decir que reportes de contactos alienígenas no deben ser creídos.

Es razonable creer y poder afirmar que los extraterrestres existen, él dice. "La existencia de ellos no puede ser mas negada, porque hay mucha evidencia sobre la existencia de extraterrestres y platos voladores". Él se refiere a un párrafo del Nuevo Testamento adonde El Santo Pablo se refiere de Cristo como Rey del Universo, y no sólo como Rey del Mundo. "Eso quiere decir que todos los seres del universo, incluyendo los extraterrestres y los OVNIs, son reconciliables con Dios".

Monseñor Balducci dice, su primera pregunta a un Alien sería: ¿Cuál es su concepto de Dios?, pero después adhiere, "Es muy importante dar creencia a los testigos de estos reportes, pero habrá que tener mucho cuidado para asegurarse que son auténticos. El representante para la oficina de la Iglesia Católica en Londres dijo: "El mensaje fundamental de la Creación se refiere a los humanos acá en la Tierra.

Si los Aliens son definitivamente comprobados de existir, esto no pondría dudas en las verdades del Evangelio. Pero tendríamos que preguntarnos si los mismos relatos Cristianos evangélicos se aplican a ellos también". Monseñor Corrado Balducci, polémico teólogo, conocido por sus exorcismos, ha aparecido en la televisión italiana en cinco ocasiones, durante los últimos años para manifestar que el fenómeno del contacto extraterrestre es auténtico.
Según Balducci, el Vaticano recibe mucha información sobre los extraterrestres por medio de sus nuncios en países como Chile, México y Venezuela. Monseñor Balducci afirma además que existe un comité del Vaticano que estudia los encuentros con extraterrestres. En esas entrevistas televisivas, el teólogo manifiesta que los encuentros entre alienígenas y seres humanos no son ni diabólicos ni consecuencia de alucinaciones y deben estudiarse con rigor y seriedad.

MOMENTO DE CONTACTO DEL: 13 – 09 – 2007
 “Somos un hálito de vida que expresa toda una grandeza, una vida, una eternidad... somos el despertar, rodeados de luz. Hoy sabemos que para beber de la fuente del conocimiento debemos ser libres de espíritu”. MI NOMBRE ES IMHAR PAZ DE CONCIENCIA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada