2 de noviembre de 2011

CULTURA


Clave – 33
La ascensión planetaria
DR. ENNS BERNAL
ARIZCURINAGA

Sabemos que el planeta Tierra esta cambiado y junto con él, nosotros los seres humanos así como también la biodiversidad que habita en él. Según los guías extraterrestres nuestro planeta está ascendiendo de la Tercer a Dimensión de Conciencia a la Carta Dimensión de Conciencia. Esto significa que La Tierra siguiendo su propia evolución va a dar un paso ma s en su camino de evolución. Para un mejor entendimiento del Universo material, podríamos div id ir la evolución en 7 dimensiones de conciencia: 

En la Primera Dimensión se encontrarían los mine ra les con una conciencia mínima de sí mismos. En la Segunda Dimensión se encontrarían los vegetales y los animales. En la Tercera Dimensión, estaría el hombre con un gran potencial y facultades interiores tantas físicas, mentales como espirituales, en desarrollo. En la Cuarta Dimensión de Conciencia se en contrarían seres con un nivel de conciencia mayor a la del hombre de la Tierra, con capacidad de amar y con lo que conocemos como facultades extrasensoriales muy manifiestas. Ejemplo: seres del Planeta Venus. 

En la Quinta Dimensión de Conciencia se encontrarían aquellos seres que con mayor avance espiritual tienen materia interconvertible, pueden materializarse y desmaterializarse a voluntad. Ejemplo: seres del Planeta Apu y de Morlen. En la Sexta Dimensión se encontrarían los 24 Ancianos, seres con una gran capacidad de amar como los ángeles, arcángeles, querubines, Arquitectos del Universo, etc. En la Séptima Dimensión se encontraría Jesucristo en unión a Dios, de quien venimos y hacia quien vamos. Para que esta ascensión planetaria nos alcance a los seres humano s debemos pensar y m editar mucho en nuestro comportamiento, debemos respetar a nuestros semejantes, a vivir con tolerancia y comprensión, no agredirnos mutuamente ni a uno mismo. 

Aprender a utilizar nuestra intuicion para ver con nuestro corazón. Aprender a fluir sabiamente con los ritmos o ciclos de la naturaleza y hacer todo lo bueno que hay que hacer para avanzar y poder sintonizarnos con las nuevas energías, cambiar poco a poco pero a paso firme nuestro estilo de vida por ejemplo nuestra alimentación, ingerir más fruta, más agua, nuestros hábitos y costumbre s deben mejorar sustancialmente, alejándonos de productos que contaminan el cuerpo o pensamientos que obsesionan a la mente, adoptar rutinas como son la meditación , concentración, relajación, esto favorece a generar las condiciones para una nueva frecuencia vibratoria y un despertar de conciencia para vivir más en Espíritu. Momento de contacto del 4 - 10 - 2007. Nuestro espíritu..... es la luz que viaja en el tiempo..... Abarca distancias y lugares remotos..... Impregnándose cada vez más de la infinita sabiduría y amor... del quien ya estaba.... desde siempre... Dios.... MI NOMBRE ES IMHAR PAZ DE CONCIENCIA.


El valor de las monedas en la numismática
FREDDY VALLE GUZMÁN
Contador General
Miembro de la Sociedad Numismática de Bolivia

La condición de una moneda se resume normalmente en la concesión a esta de un grado determinado. Saber realizar valoraciones razonables se convierte en una habilidad muy importante para los coleccionistas, debido a que el valor de las monedas varía considerablemente según el grado que tenga.

La correcta estimación del valor de una moneda es una capacidad que solo puede ser desarrollada buscando continuamente referencias en las guías de valoración, consultando a comerciantes y expertos numismáticos y, en definitiva, acumulando mucha práctica. Existe una tipología estándar establecida con el fin de otorgar una serie de criterios objetivos para la valoración de monedas. Pero esto resulta simplemente una aproximación a la determinación del valor de mercado de nuestra moneda, ya que es muy difícil conceder un grado de conservación a la misma lo más objetivamente posible, al influir considerablemente las apreciaciones personales de cada numismatico.

a) Valor extrínseco Es el valor que tiene la pieza en el mercado numismático. Este valor es afectado por diferentes factores como son:
* Oferta y demanda: el valor que tiene cada pieza responde en gran parte a la cantidad de las mismas que se encuentran en oferta y la cantidad de personas que la precisen, es decir que si la pieza es escasa y la demanda es muy grande se cotiza con un valor mayor. Las monedas que se encuentran en circulación tienen como valor de mercado, el correspondiente a su valor legal o nómina.
* Rareza de la pieza: este concepto se refiere a la cantidad de piezas conocidas, es decir cuántas menos piezas se conozcan, más rara será la misma y mayor su valor. Este factor está relacionado con la oferta y la demanda, ya que una pieza rara es muy demandada, por lo que su valor es alto.
Para expresarlo se ha establecido el siguiente codigo:
U = Pieza unica.
RRRR = Extremadamente rara.
RRR = Rarisima.
RR = Muy rara.
R = Rara.
E = Escasa.
C = Común.

* Estado de conservación: Estado en que se encuentra una moneda; normalmente para su proceso de evaluación, se parte de un estado aceptable, en la que la moneda conserva perfectamente legibles todos sus caracteres y a la vez tiene cierta belleza. Para marcar los diferentes grados de conservación se suele usar: -
MBC (Ing. VF – Fr. TTB): Muy poco desgaste, leyendas perfectas buen relieve, fechas en estrellas legibles, sin golpes, ni rayas profundas.
EBC (Ing. EF – Fr. SUP): Desgaste casi inapreciable, supera considerablemente al anterior estado de conservación, gran belleza.
SC (Ing. UNC – Fr. FDC): Nueva. No llego a entrar en curso aunque la humedad ambiental haya dorado u oscurecido ligeramente su superficie. Se deja al buen criterio de cada uno las cualidades inferiores, así como la delicada catalogación de “Flor de Cuño”, por considerarla subjetiva y caprichosa.
* Sin embargo, hay un elemento que le da un gran valor a las monedas y el cual no es medible en dinero: su valor histórico, como una pieza que forma parte de nuestro patrimonio y que es testigo y representación material de parte de nuestro pasado.

b) Valor intrínseco, viene determinado por la propia moneda: Valor propio de la moneda de acuerdo con el precio del metal en los mercados nacionales e internacionales. Hasta la Edad Contemporánea, el valor nominal y el intrínseco se confundían, pues la moneda valía prácticamente lo mismo que el metal en que estaba hecha; en la actualidad, la utilización de metales baratos, sin valor per se, ha cambiado la relación entre ambos conceptos, dejando ya de ser coincidentes.

Cuando el valor intrínseco toma un valor mayor al valor legal, la moneda corre peligro de ser retirada de circulación en grandes números por medio de las personas las cuales las atesoran debido al alto valor material que las compone.

Existen varios ejemplos de situaciones de este tipo alrededor del mundo por ejemplo, la que ocurrió en Estados Unidos a mediados de la década de 1970, en esta fechas el precio del cobre se disparó haciendo que el valor intrínseco de la moneda de 1 centavo (realizada en cobre) sea mayor que a su valor legal. Esto llevo a la Casa de Moneda a cambiar la composición de la pieza en 1982.

 c) Valor legal o nominativo Para proceder a la acuñación es necesario una ley que autorice dicha operación y que además establezca las características de la futura moneda como ser: valor nominativo, peso, material, diseño, etc. Se puede decir entonces que el valor nominativo es aquel que figura acunado en la moneda y respaldado por una norma legal que lo establece.

Existen ejemplos en los cuales el valor nominativo no corresponde al valor legal. Esta situación se da cuando existe una unidad monetaria muy devaluada, por lo que es sustituida por una nueva pero se utiliza la misma moneda que se encontraba en circulación; en este caso la autoridad monetaria procede a retirar la moneda circulante para proceder a su resello (impresión de un sello con el nuevo valor de la moneda).

Fuentes:
http://www.numismaticacr.com /rincon_valor.htm Morales y Salazar (1986: 24) http://www.ecured.cu/index.ph p/Moneda
http://www.angelfire.com/wy/e lmonetario/glosario-numismatico- 4html
http://monedasuniversales.over -blog.es/article-33410588.html



Impresiones
El mundo de Emilio Felipe Gonzales Raymondeau
 
Félix Jemio



Hace una semana los Itapallus nos reunimos en casa de Emilio Felipe Gonzales Raymondeau. Escribo los nombres y los apellidos completos porque conozco a varios Emilios Gonzales, pero solo uno lleva el de Felipe y segundo apellido Raymondeau.

 Sin embargo, edemas de esta característica, estar en casa de Emilio de por si se convierte en un acontecimiento excepcional porque nos permite aproximarnos a su mundo multifacético, con la sencillez de un sabio que recorre los caminos cotidianos que cualquier ser terrenal lo hace.

Emilio, de profesión auditor que “trabaja entre números y entuertos legales de la judicatura” (“Ch’ajchu de Itapallu”), nos agasajó con un platillo exquisito de chuleta crocante (.milanesa de chuleta?), posiblemente, rociado con unas gotas de limón y de una llajua de su bendición que, minutos antes, mientras conversábamos sobre los avatares de su principal oficio, fue picando los locotos, tomates y deshojando la quilquina para convertirlos en esa crema que hace paladear y pedir a gritos una rebosante tutuma de chicha.

¡Que más se puede pedir en esta vida! Pero no todo queda ahí, encendió las luces y afino el micrófono de su “Karaoke Móvil Garganta de Lata”, un equipo que tiene la magia de dar la voz más celestial al más empedernido desorejado del planeta. Emilio, junto a otras voces como las de Jaime y Roberto Vallejos, Carlos Altamirano, Roberto Caballero y Carlos Fernández, opacaron a las estrellas y la noche se fue vistiendo de gala y de ese embrujo de amigos de siempre entre baladas, zambas y folklóricas.

Emilio es así, con un corazón inmenso capaz de llenar un cántaro de voces, de sazón, de sueños, de una familia envidiable y de una amistad infinita. !Gracias Emilio!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada