2 de noviembre de 2011

QUILLACOLLO


Derecha \\\ Unidad Educativa “Villa Urkupiña”, demolida por errores en la construcción. Medio \\\ la falta de agua potable debe ser solucionada por el PLan Maestro de Quillacollo, que no
avanza hasta ahora. Izquierda \\\ Una avenida transitada del centro quillacolleño. El pavimentado de calles es otra tarea pendiente.

 
Quillacollo:
Obras inconclusas en la agenda de candidatos

Tres candidatos al cargo de Alcalde Municipal de Quillacollo recibieron información acerca de las irregularidades y delitos cometidos por ex autoridades municipales en relación al Plan Maestro de Saneamiento Básico y el matadero municipal de Quillacollo.

El Ing. Antonio Rocabado Q. en visita realizada a la redacción de EL TUNARI, exhibió las notas enviadas a los tres candidatos: Edwin Guzmán Acha, por el MAS; Rene Fernández, por MSM y Charles Becerra, por UNE, para la adopción de medidas necesarias, en defensa de los intereses de la población de la capital provincial. Desde hace años –explica el Ing. Rocabado– no han cesado las denuncias de irregularidades que cometen las autoridades de turno del municipio de Quillacollo; tales como la ejecución del plan maestro de agua y alcantarillado sanitario de la ciudad, construcción del matadero municipal, pavimentado y empedrado de calles, construcción de unidades educativas, adjudicación de contratos, ejecución de contratos de ningún impacto para el real progreso de la ciudad.

En el primer contrato de construcción, las boletas de garantía eran falsas; el contratista era un estafador, particularmente si se toma en cuenta que desde la firma del primer contrato de construcción para esta obra, (ano 2008), ha transcurrido hasta la fecha cerca de cuatro años, tiempo en el que se presentaron los hechos siguientes:
· Suspensión de la obra por oposición de matarifes al emplazamiento de la obra.
· Búsqueda de un nuevo terreno para emplazamiento de la obra, sin resultado alguno.
· Proceso judicial por resolución de contrato, por las demoras.

Llamada de atención a los munícipes de Quillacollo por el presidente Evo Morales, en ocasión de su visita a la festividad de Urkupina de 2010, conminándoles a terminar la obra en el menor tiempo posible, porque cuenta con su respectivo financiamiento.

Una nueva licitación publica del Matadero Municipal (2010), habiendo sido adjudicado a un socio del consorcio “Cochabamba” constructor del Plan Maestro de Saneamiento, cuyas obras tampoco se han iniciado hasta el momento. En la época de lluvias de 2011 se produjeron inundaciones generalizadas al sud de la ciudad de Quillacollo, y en particular, en el sitio seleccionado para las construcciones de las dos licitaciones ejecutadas por la Alcaldía de Quillacollo.

PLAN MAESTRO.
En relación a la ejecución de obras del Plan Maestro de Saneamiento de Quillacollo, anota lo siguiente: La empresa ha recibido más de 56 millones de bolivianos ($us. 8.151.382,80 actuales) del monto total de casi 60 millones de bolivianos del contrato de construcción (exactamente Bs. 59.979.397,68) celebrado entre el consorcio “Cochabamba” y la Alcaldía de Quillacollo el 25 de octubre de 2006.

 Desde entonces hasta la fecha, no se ha efectuado recepción provisional alguna de los diferentes módulos del contrato, por lo que, todas las ejecuciones permanecen bajo el cuidado y responsabilidad del consorcio “Cochabamba”.

 No obstante de esta situación paradójica, nadie se ha pronunciado acerca de las millonarias garantías del contrato, mediante póliza de seguro, en lugar de boletas bancarias, para su ejecución inmediata ante cualquier incumplimiento; en cambio, se admitió solo una Póliza de Seguro de Cumplimiento de Contrato de Obra por Bs 4.198.558,00 ($us. 524.819,75) que debía estar en permanente vigencia hasta la recepción definitiva de las obras en forma satisfactoria.

La póliza de cumplimiento de contrato de obra presumiblemente ya se la ha liberado, y no esta en vigencia permanentemente hasta la conclusión de obras como reza el contrato, bajo el control y responsabilidad administrativos de la Alcaldía. Lo mismo sucede con la garantía de correcta inversión de anticipo, que correspondía a Bs. 11.995.879, dinero contante y sonante y no se sabe si fue respaldado por una boleta de garantía bancaria u otra póliza de seguro, y tampoco se conoce si fue amortizada completamente hasta la fecha. Los trabajos físicos faltantes de ejecución tomarían, al menos un año calendario de trabajos para su recepción definitiva.

Izquierda \\\ estado del matadero municipal, obra que ya debería haber sido concluida. Derecha \\\ inundación en la zona
de Sapenco, por falta de planificación e infraestructura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada