10 de noviembre de 2011

EDITORIAL


Homenaje al maestro Teófilo Vargas Candia

La cultura musical en Bolivia, se honra con el maestro Teófilo Vargas Candia, especialmente por su valioso aporte. Nació en Quillacollo, el 3 de noviembre de 1866. Sus padres fueron Joaquín Vargas y doña Francisca Candia.

Desde niño demostró sus aptitudes innatas para la música. A sus 6 años ya cantaba en el templo junto al coro de niños. El pequeño Teófilo observaba a su padre en el uso de varios instrumentos musicales y disfrutaba de la expresiva voz que tenía su madre. A la edad de 11 años, ingresó al internado del canónigo Mardóñez, para recibir sus primeras lecciones de música.

Cuando tenía 16 años el joven Teófilo Vargas Candia sin más recursos que su propia intuición musical, escribió su primera composición para piano y violín, dedicada a su benefactor Francisco María del Granado. Amplió sus conocimientos e investigación; luego escribió la historia nacional de la música. En “Aires Nacionales de Bolivia”, tomo hace explicación analítica de los instrumentos típicos indígenas, describiendo escalas y su nomenclatura; luego detalla la designación de la melodía típica indígena y la música criolla.

La escuela musical, donde impartía enseñanza gratuita de lecciones de teoría y la ejecución de varios instrumentos musicales. Hasta el 8 de noviembre de 1957, año en que en una asamblea extraordinaria, sus miembros deciden cambiar el nombre original por el de Conservatorio Musical “Teófilo Vargas”, en reconocimiento a su trabajo realizado. En dicho centro se formaron generaciones de jóvenes y señoritas, en el manejo de instrumentos musicales y de canto.

En el tomo II de “Aires Nacionales”, también editado en Santiago de Chile, el maestro publica 22 cuecas y 22 bailecitos para canto y piano. Varias de esas obras reflejan las acciones más gloriosas de las guerras del Pacífico y del Chaco. Teófilo Vargas ha escrito, también los melodramas Aroma y Coronilla cuyos versos corresponden al dramaturgo, don Manuel Paz Arauco, en homenaje a la gesta heroica del 14 de septiembre de 1810 y la valerosa acción de la mujer cochabambina.

El maestro Teófilo Vargas cultivó igualmente el género de los villancicos y escribió composiciones en letra y música desde 1893. Los villancicos los creados por don Teófilo Vargas han traspasado las fronteras por su belleza, su melodía y la sublevación de las letras. Son interpretadas en El Vaticano en ocasión de celebrarse la misa tradicional en Navidad. Además, Teófilo Vargas escribió marchas e himnos; es autor de la música del Himno a Cochabamba junto al poeta Benjamín Blanco.

Falleció a la edad de 94 años el día 3 de febrero de 1961 Los quillacolleños nos sentimos orgullosos de tener una escuela de música, con el nombre: “Teófilo Vargas Candia”, ubicada en la plaza Bolívar, acera sud.

Hilda Goyochea Mérida
Comunicadora Social

Índices de gobernabilidad de la 1ª. sección Quillacollo
Por: Juan Clavijo Román

Se llama gobernabilidad, como la capacidad de un sistema sociopolítico para gobernarse a sí mismo en el contexto de otros sistemas más amplios de los que forma parte. Entonces, la gobernabilidad se deriva del alineamiento efectivo entre las necesidades y las capacidades de un sistema sociopolítico, es decir, de sus capacidades para autorreforzarse. Otro concepto importante es gobernanza, siendo los procesos de interacción entre actores estratégicos, tiene más carácter sociológico, como las estructuras sociopolíticas que emergen y forjan dichos proceso de interacción de forma reflexiva.

La Gobernabilidad se asume desde varias dimensiones y se traduce las cinco dimensiones en subíndices, siendo estas:

La eficacia, participación, rendición de cuentas, estabilidad política y procesos de control El Índice de Gobernabilidad Municipal de la 1ª. Sección Quillacollo, está en una media del 64,26%. Dentro la cualidad del índice, la 1ª. Sección Municipal de Quillacollo, tiene una gobernabilidad media.

Aunque el año 2008, la gobernabilidad llegó a un nivel bajo, es decir a un 58.19% y subiendo a un nivel alto en 2009, a 70.33%. RANKING DEL ÍNDICE DE GOBERNABILIDAD MUNICIPAL A nivel nacional, el ranking promedio de la 1ª. Sección Quillacollo, o sea el lugar que ocupa en la gobernabilidad es el No. 232 de 327 municipios del país.

El año 2006, bajó al lugar No. 188 y en 2009, llegó a ocupar en la gobernabilidad el No. 117, siendo la más baja. EFICACIA Se entiende como el cumplimiento de los objetivos del gobierno municipal en relación al impacto en la economía.

Esta a su vez depende de: la eficiencia en la ejecución del gasto público; el esfuerzo fiscal en la recaudación de impuestos; la independencia financiera en relación a las transferencias del gobierno nacional; y la inversión per cápita realizada por el gobierno municipal.

La 1ª. Sección Municipal de Quillacollo, tiene un promedio de eficacia en el quinquenio (2005 – 2009) de 34,18%. Siendo la más baja en 2008 (31.05%).


Cumbre social para una subvención pendiente

En días pasados, el presidente Evo Morales habló de la convocatoria a una cumbre social en diciembre próximo para el tratamiento de la subvención a los carburantes. Se trata de una iniciativa política muy distinta al decreto del “gasolinazo” del mes de diciembre de 2010; dicha medida económica fue revocada cinco días después por el propio Presidente, en respuesta a las primeras reacciones sociales y políticas de rechazo en La Paz y otras ciudades del país.

Según el Ministerio de Economía y Finanzas, el monto de la subvención a los carburantes podría incrementarse a 700 millones de dólares en 2012, cuya incidencia será de impacto directo en la economía nacional. En los últimos seis años, el Estado gastó más de 2.200 millones de dólares americanos por la importación de combustible, según información oficial. La relación de cifras gira desde 180 millones de dólares americanos en 2005 a 600 millones de dólares en 2010.

Desde luego, los datos ilustran la creciente subida de la subvención a los carburantes y el Gobierno Nacional está preocupado por sus efectos directos en la economía y sobre todo por el contrabando a los países vecinos. En el orden interno, existe preocupación de distintos sectores sociales, cuyos dirigentes ya comenzaron a rechazar cualquier medida económica que vaya en contra del bolsillo de las personas de bajos ingresos mensuales, especialmente por los efectos multiplicadores del incremento en el precio de los carburantes.

El Ministro de Comunicación, se apresuró en aclarar que el Presidente del Estado Plurinacional no habló de “gasolinazo”, sino de la necesidad de convocar a una cumbre social en diciembre próximo. Iván Canelas aseguró que la cumbre social “sólo recibirá información y no debatirá el tema”. Al parecer, la aclaración oficial no aclara nada en particular e introduce elementos de mayor confusión, cuando dice que la cumbre social sólo recibirá información y no debatirá el tema. Entonces, uno se pregunta, ¿de qué clase de cumbre social se habla? Si fuera para recibir solamente información sobre la subvención de carburantes, no tiene sentido convocar a ninguna cumbre social. Basta que el Gobierno Nacional, a través de su gabinete económico recomiende la aplicación de las medidas que correspondan y punto.

En rigor de verdad, cabe puntualizar algunas consideraciones generales y pertinentes sobre el tema en cuestión. El Gobierno Nacional tiene necesidad de compartir la información acerca de la subvención a los carburantes, con cifras reales y objetivas; generar una conciencia ciudadana sobre los efectos perniciosos de la subvención señalada y la necesidad de levantar en forma parcial y gradual; generar corrientes de opinión pública favorable para la adopción de medidas económicas; establecer puentes de comunicación con sectores sociales que son contrarios a cualquier medida económica.

 Asimismo, que los medios de comunicación social manejen con cuidado y responsabilidad los temas relativos a la subvención y sobre todo en la economía nacional. En otras palabras, se trata de una de las medidas más delicadas y complejas para evitar una permanente sangría al Estado Plurinacional.

Los sectores sociales, según la circunstancias deben asumir una postura razonable y prudente, porque es una medida que afectará a todos en general. Por ejemplo, la declaración del máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB) no es compatible ni coherente con el tema en cuestión. “¿Por qué carajo yo tendría que apoyar un delito que va en contra del estómago de los pobres? No puedo hacerlo”.

Las expresiones “hormonales y extraviadas” como de Pedro Montes, en representación de la COB no tienen coherencia ni responsabilidad, cuando habla de un delito, de un hecho ilícito, en relación a una medida económica encaminada a resolver la creciente espiral de la subvención a los carburantes. La subvención a los carburantes es un tema pendiente de solución para la economía nacional, cuyos efectos tienen impactos directos e indirectos en el precio de artículos de primera necesidad y demás servicios básicos.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada