29 de enero de 2012

TEMA CENTRAL




Declararon alerta amarilla en todo el departamento
Desborde del río Rocha en la zona  Cota Sud causa temor en vecinos

Prevención
“Los vecinos no duermen en paz por temor a que la crecida del río Rocha, que en estos últimos días se ha convertido en una amenaza y más aún, cuando los trabajos de prevención están a medias, por lo menos en el sector del río que colinda con la OTB Villa Providencia,”
Edwin Terán, Presidente de distrito 3

Las intensas lluvias registradas en el departamento provocaron que el río Rocha acreciente peligrosamente su caudal, carcomiendo las paredes del canal de a poco. A raíz de la humedad y la filtración de agua, el 25 de enero, por la mañana el agua abrió un boquete en la zona de Sapenco, Cota Sud, donde más de una veintena de vecinos, junto a personal y maquinaria escasa del municipio, tuvieron que lidiar con el caudal de las aguas del río Rocha para evitar desgracias similares a las ocurridas el 20 de febrero de 2011.

La mañana del 25, los vecinos desesperados tuvieron que llenar bolsas y sacos con arena para evitar que las aguas turbulentas ingresen a sus propiedades, pese al esfuerzo no lograron evitarlo, resultando afectadas más de 20 familias.
Aunque no hubo daños humanos, ni tampoco de consideración, algunos domicilios corren peligro de caer por la humedad y en algunos casos, las paredes ceden a la humedad.



Vecinos de Villa Providencia temen desborde del río Rocha


Por dos días consecutivos, los vecinos de Villa Providencia se mantienen en vigilia para alertar a sus símiles de un posible desborde del río Rocha que, aumentó su caudal por las intensas lluvias.

Marcela Blanco, vecina del sector dijo que, no están dispuestos a sufrir los embates de la naturaleza y menos, la falta de previsión de las autoridades municipales, que “sólo se ocupan de dragar el río, pero no plasmaron las tareas de prevención en sectores como la escuela 12 de Septiembre”.

“Estamos cansados de que la alcaldesa diga que envía maquinaria, pero en realidad, los funcionarios vienen en inspección y se van”, señaló Blanco.

Por otro lado, Efraín Molla, también, vecino del lugar, señaló que los vecinos se organizan en grupos para monitorear los trabajos que materializa el Gobierno Municipal, pero principalmente, para alertar a los vecinos de posibles desbordes.

CONCEJAL
Entre tanto, el concejal, Julio Santos, explicó que, desde hace dos meses funcionarios de obras públicas iniciaron trabajos de dragados en los ríos Chijllawiri, Tacata, Huayculi, Chocaya y Chocopiña.

Por otro lado, dijo que la concreción del proyecto de desagüe pluvial, por lo menos para la zona sud de Quillacollo, no puede concretarse, debido a la falta de previsión de los dirigentes del distrito 3 y 6, que priorizaron otras obras. Entre tanto, la inundación en estos sectores, tal como ocurrió el 20 de febrero de 2011, podría repetirse ante la impotencia de los vecinos.

REPORTES
En los últimos días, el reporte de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EMAPAQ), señala que, la Av. Martín Cárdenas se encuentra asediada por aguas de alcantarilla, producto de las fuertes lluvias.

Similar situación se detectó en la calle Villa Moderna, donde los trabajadores de EMAPAQ encontraron desde basura, hasta restos de polleras en el sistema de alcantarillado.

El concejal Santos, pidió a los vecinos coadyuvar con la limpieza de aceras, para evitar que las aguas de lluvias arrastren basura a las alcantarillas, sin embargo informó que los trabajadores de EMAPAQ y obras públicas trabajan en tareas de prevención.


Lluvias afectaron a familias y cultivos de 3 municipios de Cochabamba
Aproximadamente 30 familias fueron afectadas por las lluvias en Cliza, Colcapirhua y Quillacollo, las mismas que también provocaron que alrededor de 25 hectáreas de cultivos quedarán anegadas, informó el responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación (UGR), Fernando Fernández.

Ante esta situación Fernández explicó que los miembros del Centro de Operaciones Especiales (COE) se encuentran en alerta amarilla, por cualquier emergencia que pueda presentarse por esta época de lluvias que recién comienza.

En el caso de Cliza, Fernández, indicó que se envió volquetas y bombas para la emergencia, además de realizar trabajos de refuerzo en los defensivos del sector.
“En Cliza lo que hubo fue un rebalse de uno de los sistemas de riego, debido a que el mismo era muy pequeño para el caudal de agua que atravesaba por el mismo”, aseguró la autoridad.

En Colcapirhua también se hizo el uso de bombas y volquetas para la atención de la emergencia. En este sector no hubo personas damnificadas.

Fernández señaló que la situación en Quillacollo es un poco más compleja, porque se registraron dos puntos de riesgo, el primero producido por el excesivo caudal del rio Rocha y el Tacata, el segundo provocado por la perforación y excavación de algunos taluds o defensivos  en tres lugares para poner tubos que transportarían agua para riego en las parcelas colindantes al mismo, permitiendo una filtración de agua que afectó a otros sectores.

En este caso, indicó el responsable de la UGR se desarrolla el refuerzo de los defensivos, y se contabilizó hasta el momento un número de 16 familias afectadas y aproximadamente 8 hectáreas anegadas por el agua.

En la zona del trópico se presentaron vientos fuertes que afectaron a plantaciones de banano y papaya, los pasados días, pero no existen desbordes de los principales ríos.
Asimismo la autoridad informó que también se registró una fuerte granizada en Pojo, afectando a por lo menos 30 familias, este caso se encuentra siendo atendido por el Servicio Departamental Agropecuario (SEDAG).


Las calles de Quillacollo convertidas en  piscinas a falta de desagües pluviales




Tanto en el centro urbano como en el área periférica de Quillacollo, al igual que todos los municipios del Valle Bajo, se caracterizaron la última semana por tener sus calles convertidas en piscinas por la carencia de desagües pluviales.

Una vez más se refleja la falta de planificación de anteriores y la actual gestión municipal, debido a que sólo se dedicaron a echar pavimento para embellecer las calles, dejando de lado el mejoramiento de los servicios básicos, peor aún, los desagües pluviales para justamente evitar estos contratiempos que sólo perjudica a la población.

Es el caso del ingreso a la avenida Elías Meneses que se convierte en una zona de difícil acceso con vehículo porque se llena de agua a falta de desagües pluviales.

Así como esta, podríamos citar varias como la calle Max Bascopé, la terminal de buses, la calle Jesús Suárez Miranda, Waldo Ballivián, 6 de Agosto (alcaldía) y así se podría enumerar un sin fin de calles que se convierten en piscinas y en algunos casos en ríos a falta de planificación.

TIQUIPAYA TAMBIÉN SUFRE
Las comunidades de Chapisirca y Torre Torre sufrieron las consecuencias de  la crecida de las aguas de las torrenteras, en la cordillera del municipio. Cerca de 20 familias fueron afectadas, por la que la Alcaldía Municipal, hizo llegar víveres y maquinaria pesada.

Pero el agua no es el único problema que tienen las comunidades andinas de la “Capital de las flores”, pues la nevada que trajo la época significó grnades pérdidas para los agricultores.

Cultivos de papa, especialmente, fueron afectados por la nevada, en una cantidad todavía no estimada.

COLCAPIRHUA CON PÉRDIDAS DE CULTIVOS.
Cerca de 6 hectáreas de cultivos, entre papa, zanahoria, y otras verduras, sufrieron los embates de la crecida del río, en la zona de Esquilán, municipio de Colcapirhua. René Fernández, encargado de emergencias de la Gobernación, anunció que “las poblaciones más afectadas son las que se encuentran en la orilla del río, y unas 30 familias perdieron los cultivos de la época, por las lluvias registradas los últimos días”. Fernández dijo que las lluvias seguirán cayendo, por lo que las acciones del COE, seguirán.

Freddy Núñez, presidente del Concejo, dijo que la Alcaldía entregará víveres y asistencia a los afectados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada